¿Me pueden despedir estando de baja?

En algún momento de nuestra vida laboral, podemos enfrentarnos a la situación de estar de baja por enfermedad o accidente y, al mismo tiempo, recibir la noticia de un despido. Esta situación genera muchas dudas e incertidumbres, por lo que es importante conocer nuestros derechos y cómo actuar en este tipo de casos.

En este artículo, abordaremos en profundidad la pregunta ¿Me pueden despedir estando de baja? Analizaremos cuándo es legal un despido durante la baja médica, qué hacer si te encuentras en esta situación y cómo defender tus derechos.

¿Es legal un despido si estoy de baja?

La respuesta es sí, pero no por el hecho de estar de baja. La baja médica, incluso si es prolongada, no puede ser motivo suficiente para un despido. La ley ampara el derecho a la salud de los trabajadores y considera nulo un despido basado únicamente en la baja laboral.

Sin embargo, la empresa sí puede despedirte estando de baja por otras causas justificadas, siempre que estas no tengan relación con tu situación médica. Estas causas pueden ser, por ejemplo:

  • Despido objetivo: Causado por motivos económicos, organizativos o técnicos de la empresa.
  • Despido disciplinario: Basado en el incumplimiento grave y culpable de las obligaciones laborales por parte del trabajador.
  • Fin del contrato: Si tu contrato es temporal y llega a su fecha de finalización.

¿Qué pasa si estoy de baja y mi empresa me despide?

Si te encuentras en esta situación, es importante mantener la calma y actuar con rapidez. Lo primero que debes hacer es solicitar por escrito la carta de despido a la empresa. En ella, se deben especificar las causas del despido y la fecha de efecto.

A continuación, tienes dos opciones:

  1. Aceptar el despido: Si estás de acuerdo con las causas alegadas por la empresa, puedes firmar la carta de despido y cobrar la indemnización correspondiente.
  2. Impugnar el despido: Si consideras que el despido es injustificado, puedes impugnarlo presentando una demanda de despido improcedente ante la jurisdicción social. En este caso, es fundamental contar con la asesoría de un abogado especializado en derecho laboral.

Cuándo no te pueden despedir estando de baja

En general, no te pueden despedir estando de baja por las siguientes razones:

  • Por estar de baja médica: Como ya hemos mencionado, la baja médica no es motivo suficiente para un despido.
  • Durante el embarazo y la baja maternal: La trabajadora tiene una protección especial durante el embarazo y la baja maternal, por lo que no puede ser despedida por estas causas.
  • En caso de enfermedad grave o accidente de trabajo: El trabajador tiene derecho a una protección especial en caso de enfermedad grave o accidente de trabajo, lo que incluye la imposibilidad de ser despedido.

Cuando te pueden despedir estando de baja

Como hemos visto, la empresa sí puede despedirte estando de baja por otras causas justificadas, siempre que estas no tengan relación con tu situación médica.

Algunos ejemplos de situaciones en las que te pueden despedir estando de baja son:

  • Despido objetivo: Si la empresa se encuentra en una grave crisis económica, puede despedirte por motivos objetivos, incluso si estás de baja.
  • Despido disciplinario: Si has cometido una falta grave en el trabajo, la empresa puede despedirte disciplinariamente, incluso si estás de baja.
  • Fin del contrato: Si tu contrato es temporal y llega a su fecha de finalización, la empresa puede despedirte, incluso si estás de baja.

Qué hacer si me despiden estando de baja

Si te despiden estando de baja, lo más importante es que te informes sobre tus derechos y actúes con rapidez.

1. Solicita la carta de despido por escrito

Lo primero que debes hacer es solicitar a la empresa la carta de despido por escrito. Este documento debe especificar claramente las causas del despido, la fecha de efecto y la indemnización que te corresponde. Es importante que guardes una copia de la carta para utilizarla como prueba en caso de que decidas impugnar el despido.

2. Consulta con un abogado laboralista

Es fundamental que consultes con un abogado laboralista lo antes posible. Un abogado especializado en derecho laboral podrá analizar tu caso en concreto, asesorarte sobre tus derechos y las opciones que tienes para defenderlos.

3. Decide si impugnar el despido

Si no estás de acuerdo con las causas del despido o consideras que el mismo es nulo, puedes impugnarlo presentando una demanda de despido improcedente ante la jurisdicción social. Debes tener en cuenta que el plazo para presentar la demanda es de 20 días hábiles desde la notificación del despido.

4. Reúne pruebas

Para defender tu caso en un posible juicio, es importante que reúnas todas las pruebas que puedan acreditar tu situación.

Algunas de las pruebas que puedes reunir son:

  • La carta de despido.
  • La baja médica.
  • Cualquier otra documentación que pueda demostrar que estabas de baja en el momento del despido.
  • Comunicaciones con la empresa relacionadas con tu baja.
  • Testimonios de compañeros de trabajo o de otras personas que puedan corroborar tu situación.

5. Presenta la demanda de despido improcedente

Si decides impugnar el despido, deberás presentar una demanda de despido improcedente ante la jurisdicción social. La demanda debe contener la siguiente información:

  • Tus datos personales y los de la empresa.
  • Los hechos que motivan la demanda.
  • Los fundamentos jurídicos de la demanda.
  • La petición concreta que haces al juez.

6. Acude al juicio

Si el caso llega a juicio, tendrás que acudir a defender tus derechos ante el juez. Es importante que estés acompañado por un abogado laboralista que te represente y defienda tus intereses.

7. Otras opciones

En algunos casos, es posible llegar a un acuerdo con la empresa para evitar ir a juicio. Este acuerdo puede incluir el pago de una indemnización, la readmisión en el trabajo o ambas cosas.

Recuerda:

  • Tienes derecho a recibir información y asesoramiento sobre tus derechos.
  • No firmes ningún documento sin leerlo detenidamente y comprender sus consecuencias.
  • No tengas miedo de defender tus derechos.

¿Me pueden despedir por bajas reiteradas tras la reforma laboral de 2020?

En la mayoría de los casos, no te pueden despedir por bajas reiteradas tras la reforma laboral de 2020, si éstas están justificadas por motivos médicos.

La reforma laboral ha reforzado la protección del trabajador frente al despido por bajas médicas, estableciendo que:

1. El despido objetivo por bajas reiteradas queda eliminado:

  • La empresa no puede despedirte por motivos económicos, organizativos o técnicos basándose únicamente en tus bajas reiteradas.

2. Se elevan los requisitos para declarar un despido objetivo como procedente:

  • La empresa debe demostrar que existen causas reales y objetivas que justifiquen el despido y que no tienen relación con tu salud.
  • Las causas del despido deben estar especificadas en el Estatuto de los Trabajadores o en el convenio colectivo aplicable.
  • La empresa debe haber adoptado medidas previas al despido, como la adaptación del puesto de trabajo o la movilidad funcional.

3. Se amplía el plazo para impugnar un despido a 20 días hábiles.

Excepciones:

  • Despido disciplinario: La empresa sí puede despedirte por un incumplimiento grave y culpable de tus obligaciones laborales, incluso si has tenido bajas reiteradas.
  • Fin del contrato: Si tu contrato es temporal y llega a su fecha de finalización, la empresa puede despedirte, incluso si has tenido bajas reiteradas.
  • Otras causas: En algunos casos excepcionales, la empresa puede despedirte por otras causas, como por ejemplo si estás incapacitado de forma permanente para trabajar o si has cometido un delito grave.

Preguntas y respuestas relacionadas con si “me pueden despedir estando de baja”

¿Qué consecuencias tiene para la empresa despedirme estando de baja de forma improcedente?

Si te despiden estando de baja de forma improcedente, la empresa deberá readmitirte en el trabajo y pagarte los salarios correspondientes al tiempo que has estado despedido.

Además, la empresa podría tener que indemnizarte por los daños y perjuicios que te haya causado el despido.

¿Qué debo hacer si me despiden estando de baja por un motivo no relacionado con mi salud?

Si te despiden estando de baja por un motivo no relacionado con tu salud, lo más importante es que te informes sobre tus derechos y actúes con rapidez.

Aquí te dejamos algunos pasos a seguir:

  1. Solicita por escrito la carta de despido: En ella, se deben especificar las causas del despido y la fecha de efecto.
  2. Consulta con un abogado laboralista: Un abogado te puede asesorar sobre tus derechos y las opciones que tienes para impugnar el despido.
  3. Si decides impugnar el despido: Presenta una demanda de despido improcedente ante la jurisdicción social en el plazo de 20 días hábiles desde la notificación del despido.
  4. Reúne pruebas: Reúne toda la documentación que pueda acreditar tu situación, como las bajas médicas, la carta de despido, etc.
  5. Acude al juicio: Si el caso llega a juicio, tendrás que acudir a defender tus derechos ante el juez.

¿Cuántas bajas puedes tener en un año?

Si bien es cierto que no existe un límite legal específico para el número de bajas que un trabajador puede tener en un año en España, sí existen ciertos parámetros que debes considerar para evitar un posible despido por bajas reiteradas.

1. Límite de días en un período de dos meses consecutivos:

  • 20% de las jornadas hábiles: Este es el límite máximo de días de baja que un trabajador puede acumular en un período de dos meses consecutivos sin que ello implique un riesgo de despido.
  • Cálculo: Para determinar el número máximo de días permitidos, se debe considerar el número de horas del contrato y las jornadas hábiles del trabajador.

Ejemplo: Un trabajador con un contrato de 40 horas semanales y 22 días hábiles al mes, no debería faltar más de 16 días en un período de dos meses consecutivos.

2. Límite de días en un período de doce meses:

  • 5% de las jornadas hábiles: Este es el límite máximo de días de baja que un trabajador puede acumular en un período de doce meses sin que ello implique un riesgo de despido.
  • Cálculo: Para determinar el número máximo de días permitidos, se debe considerar el número de horas del contrato y las jornadas hábiles del trabajador durante un año.

Ejemplo: Un trabajador con un contrato de 40 horas semanales y 264 jornadas hábiles al año, no debería faltar más de 13.2 días en un período de doce meses.

3. Excepciones:

Es importante destacar que estos límites son orientativos y pueden variar en función de diversos factores:

  • Convenio colectivo: El convenio colectivo aplicable al trabajador puede establecer límites diferentes a los mencionados anteriormente.
  • Motivos de la baja: Si las bajas se deben a causas de fuerza mayor o enfermedades graves, la empresa podría tener más flexibilidad a la hora de considerar un posible despido.
  • Historial laboral del trabajador: Un buen historial laboral, sin bajas reiteradas previas, puede ser un factor a favor del trabajador en caso de un posible despido.

Conclusiones

La baja médica es una situación protegida por la ley y el despido por esta causa se considera nulo.

Sin embargo, la empresa sí puede despedirte estando de baja por otras causas justificadas, siempre que estas no tengan relación con tu salud.

Es importante que conozcas tus derechos y actúes con rapidez en caso de ser despedido estando de baja.

Además, es fundamental buscar asesoramiento en caso de un despido por baja médica. Nosotros te recomendamos contar con la ayuda de Catal� Reinón, un bufete de abogados con especialistas en derecho laboral con abogados en Barcelona, abogados en Madrid y abogados en Sabadell.