Contrato de relevo

Un contrato de relevo es el utilizado por una empresa que quiere sustituir a un trabajador que va a acceder a la jubilación parcial. Junto al contrato de relevo, la empresa debe celebrar de manera simultánea un contrato a tiempo parcial con el trabajador parcialmente jubilado.

El trabajador relevista deberá sustituir al menos la reducción de la jornada que se aplica al trabajador que accede a la jubilación parcial, sin perjuicio de que se acuerde que la duración de la jornada sea mayor, siendo el salario y los demás derechos laborales proporcionales a la misma. Cabe la posibilidad de que el horario del relevista complete el del trabajador sustituido o exista coincidencia entre ambos.

La duración por la que se puede celebrar el contrato de relevo es como mínimo el tiempo que le reste al trabajador parcialmente jubilado alcanzar la edad de jubilación. En caso de que se cumpla dicha edad y el trabajador continúe trabajando en la empresa, es posible prorrogar el contrato de relevo mediante el acuerdo de las partes, si se había celebrado por duración determinada.

El contrato de relevo se celebrará con un trabajador en situación de desempleo o contratado por la empresa por duración determinada.  

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE