¿Cómo funciona el acto de conciliación laboral?

En caso de un conflicto laboral, como un despido, una reclamación de cantidad o un impago de salarios, antes de acudir a la vía judicial, es obligatorio intentar llegar a un acuerdo con la empresa mediante un acto de conciliación. Este proceso extrajudicial puede ser una forma rápida, económica y eficaz de resolver el conflicto sin necesidad de ir a juicio.

Por eso, en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para conocer cómo funciona el acto de conciliación.

¿Qué es el acto de conciliación?

El acto de conciliación es un procedimiento administrativo previo y obligatorio que se lleva a cabo ante el Servicio de Mediación y Arbitraje (SMAC) del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Su objetivo principal es facilitar que el trabajador y la empresa lleguen a un acuerdo amistoso para resolver un conflicto laboral, evitando así la necesidad de acudir a un proceso judicial.

¿Qué es la papeleta de conciliación?

La papeleta de conciliación es un documento que se presenta ante el SMAC para solicitar la celebración del acto de conciliación. En la papeleta, el trabajador debe especificar sus datos personales, los datos de la empresa, los hechos que motivan la reclamación y la pretensión concreta que se solicita.

La papeleta de conciliación puede presentarse de las siguientes maneras:

  • Personalmente: El trabajador puede presentar la papeleta de conciliación en persona en las oficinas del SMAC.
  • Por correo postal: El trabajador puede enviar la papeleta de conciliación por correo postal certificado con acuse de recibo al SMAC.
  • Telemáticamente: El trabajador puede presentar la papeleta de conciliación de forma telemática a través de la sede electrónica del SMAC.

¿Cómo funciona el acto de conciliación?

El acto de conciliación se desarrolla de la siguiente manera:

  1. Presentación de la papeleta de conciliación: El trabajador presenta la papeleta de conciliación ante el SMAC.
  2. Citación de las partes: El SMAC cita a ambas partes, el trabajador y la empresa, para que acudan al acto de conciliación en un día y hora determinados.
  3. Desarrollo del acto: En el acto de conciliación, ambas partes tienen la oportunidad de exponer sus pretensiones y de intentar llegar a un acuerdo. El conciliador, que es un funcionario del SMAC, actúa como mediador entre las partes y les ayuda a buscar una solución satisfactoria para ambos.
  4. Resultado del acto: El acto de conciliación puede tener tres resultados:

    • Acuerdo: Si las partes llegan a un acuerdo, se levanta un acta de conciliación en la que se recogen los términos del acuerdo. El acta de conciliación es un documento ejecutable, lo que significa que si la empresa no cumple con lo acordado, el trabajador puede acudir directamente a la vía ejecutiva para exigir su cumplimiento.
    • Sin avenencia: Si las partes no llegan a un acuerdo, se levanta un acta de no avenencia. Esto significa que el trabajador puede acudir a la vía judicial para defender sus derechos.
    • Ausencia de la empresa: Si la empresa no acude al acto de conciliación, se considera que ha renunciado a su derecho de conciliación y el trabajador puede acudir directamente a la vía judicial.

¿Qué sucede si no acudo al acto de conciliación?

Si el trabajador o la empresa no acuden al acto de conciliación sin causa justificada, se considerará que han renunciado a su derecho a conciliar.

Esto significa que el trabajador no podrá presentar una demanda ante la jurisdicción social si no ha intentado previamente llegar a un acuerdo en el SMAC.

Sin embargo, la inasistencia de una de las partes no impide la celebración del acto de conciliación. Si la otra parte asiste, el conciliador podrá escuchar sus pretensiones y emitir un informe sobre el caso.

¿En qué casos se celebra un acto de conciliación?

El acto de conciliación es preceptivo en los siguientes casos:

  • Despido: El trabajador debe presentar la papeleta de conciliación antes de poder demandar a la empresa por despido improcedente o nulo.
  • Impugnación de sanciones: El trabajador debe presentar la papeleta de conciliación antes de poder impugnar una sanción disciplinaria impuesta por la empresa.
  • Reclamación de cantidad: El trabajador debe presentar la papeleta de conciliación antes de poder reclamar a la empresa el pago de salarios, horas extras, indemnizaciones, etc.
  • Reconocimiento de derechos: El trabajador debe presentar la papeleta de conciliación antes de poder reclamar a la empresa el reconocimiento de un derecho, como por ejemplo la categoría profesional o la antigüedad.

¿Cuándo es recomendable intentar llegar a un acuerdo con la empresa?

Intentar llegar a un acuerdo con la empresa mediante un acto de conciliación puede ser recomendable en los siguientes casos:

  • Cuando se desea una resolución rápida y económica del conflicto.
  • Cuando se considera que existe una buena relación entre las partes y que es posible llegar a un acuerdo amistoso.
  • Cuando no se tienen suficientes pruebas para sustentar la reclamación en un juicio.

¿Cuáles son las ventajas de llegar a un acuerdo con la empresa?

Las principales ventajas de llegar a un acuerdo con la empresa e ir al acto de conciliación son las siguientes:

  • Rapidez: El proceso de conciliación es generalmente más rápido que un juicio.
  • Economía: El proceso de conciliación es gratuito, mientras que un juicio puede suponer un coste importante en abogados y procuradores.
  • Eficacia: En muchos casos, la conciliación es una forma más eficaz de resolver el conflicto que la vía judicial.
  • Amistad: Si se llega a un acuerdo, se puede mantener una buena relación con la empresa.

¿Cómo puedo llegar a un acuerdo con la empresa?

Para llegar a un acuerdo con la empresa, es importante seguir los siguientes pasos:

  • Reunir toda la documentación: Reúne toda la documentación que pueda acreditar tu reclamación, como contratos, nóminas, recibos, etc.
  • Acordar una cantidad: Si la reclamación se refiere a una cantidad de dinero, es importante acordar una cantidad con la empresa antes del acto de conciliación.
  • Ser flexible: Es importante ser flexible y estar dispuesto a negociar para llegar a un acuerdo.
  • Acudir al acto de conciliación con buena predisposición: Es importante acudir al acto de conciliación con buena predisposición para llegar a un acuerdo.

Preguntas y respuestas relacionadas con cómo funciona un acto de conciliación

¿Es obligatorio llegar a un acuerdo en el acto de conciliación?

No, no es obligatorio llegar a un acuerdo en el acto de conciliación.

Las partes tienen derecho a no aceptar las propuestas de acuerdo que se les hagan.

Si no se llega a un acuerdo, el trabajador podrá presentar una demanda ante la jurisdicción social para defender sus derechos.

¿Qué pasa si se llega a un acuerdo en el acto de conciliación?

Si se llega a un acuerdo en el acto de conciliación, se firma un acta de conciliación en la que se recogen los términos del acuerdo.

El acuerdo es vinculante para ambas partes y tiene la misma eficacia que una sentencia judicial.

Esto significa que las partes están obligadas a cumplir con lo pactado en el acuerdo.

¿Qué puedo hacer si no estoy satisfecho con el acuerdo?

Si no estás satisfecho con el acuerdo que se ha alcanzado en el acto de conciliación, puedes presentar una demanda ante la jurisdicción social.

En la demanda, deberás exponer los motivos por los que no estás de acuerdo con el acuerdo y solicitar que el juez dicte una sentencia que reconozca tus derechos.

¿Es recomendable acudir a un abogado para presentar la papeleta de conciliación y asistir al acto de conciliación?

Si, es recomendable acudir a un abogado experto en derecho laboral para presentar la papeleta de conciliación y asistir al acto de conciliación.

Un abogado podrá asesorarte sobre tus derechos y opciones, ayudarte a redactar la papeleta de conciliación y representarte en el acto de conciliación.

Conclusiones

Cómo has visto, el acto de conciliación es un procedimiento gratuito y voluntario que facilita llegar a un acuerdo amistoso entre el trabajador y la empresa.

Si no se llega a un acuerdo, el trabajador puede acudir a la vía judicial.

Con lo cual, si estás pensando en llegar a un acuerdo con la empresa, te recomendamos que consultes con un abogado laboralista para que te asesore sobre tus derechos y te ayude a negociar el mejor acuerdo posible.

En nuestro bufete de abogados Català Reinón, contamos con abogados expertos en derecho laboral dispuestos a ayudarte con lo que necesites. Tenemos abogados en Barcelona, abogados en Madrid y abogados en Sabadell.