Pensión de invalidez

Pensión de invalidez

Si el Instituto Nacional de la Seguridad Social le ha negado el grado de invalidez permanente que había solicitado nuestros abogados laboralistas tienen experiencia en estos casos y pueden ayudarle.

Una vez rechazada la pensión de invalidez tendrá 30 días para recurrirla y ahí es donde nosotros trabajaremos y nos esforzaremos para evaluar sus posibilidades. Estudiaremos su situación y conseguiremos todo lo que necesita para llevar a cabo una reclamación con argumentos y con las condiciones necesarias con el objetivo de que consiga la incapacidad permanente.

Solicitar una pensión de invalidez no contributiva

La mayoría de pensiones que se proporcionan a los trabajadores resultan tras haber cotizado durante un determinado periodo de tiempo, sin embargo, aquellas que no han cotizado por un determinado motivo, y tienen una minusvalía reciben una pensión de invalidez no contributiva.

Para recibirla se deben de cumplir una serie de requisitos como por ejemplo: tener una minusvalía igual o superior al 65%, haber vivido en España al menos 5 años.

Tipos de pensiones por invalidez:

Existen varios tipos de pensiones por invalidez dependiendo del grado de la invalidez principalmente y el nivel de ingresos.

  • Pensión de invalidez parcial: cuando la invalidez para continuar con su profesión no es inferior al 33%.
  • Pensión de invalidez total: su nivel de invalidez no le permite realizar ninguna de las tareas de su profesión, aunque puede desempeñar otros trabajos.
  • Pensión por invalidez absoluta: se otorga a aquellas personas que no estan capacitadas para desempeñar su profesión ni ninguna otra.

Requisitos:

  • Estar dado de alta en la seguridad social
  • Ser menor de 65 años
  • Dependiendo del tipo de enfermedad, si se trata de una enfermedad común deberá haber cotizado al menos 1800 días, los 10 años anteriores. Sin embargo, si se trata de un accidente laboral, no hará falta este requisito.
  • En el caso de que tengas una incapacidad total o absoluta, no hará falta haber cotizado durante un determinado periodo de tiempo o tener acceso directo a cobrar una pensión por invalidez.

Si ha trabajado durante años y ahora debido a una enfermedad o diferentes razones no está en las condiciones óptimas para desarrollar su trabajo, con nosotros conseguirá esta incapacidad, la total o la absoluta.

Demostraremos que sus condiciones físicas se han reducido y sus limitaciones funcionales son demasiadas, que se encuentra en una situación grave y que en su estado no puede trabajar. En esta reclamación incluiremos un informe médico detallado además de diversas opiniones clínicas y con todas las secuelas que podría conllevar que usted trabajara.

Le aseguramos que conseguiremos que tenga un buen expediente administrativo para presentar en el INSS y así que pueda beneficiarse de esta prestación.

Confíe en nosotros para que le asesoraremos en todos los pasos que debe realizar y que de esta forma pueda acogerse a todos sus derechos. Contacte con nosotros o venga a vernos a nuestro despacho en Madrid, verá todo lo que podemos hacer por usted desde 350 euros. Nuestros resultados serán satisfactorios, llámenos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE