Acto de conciliación laboral

Acto de conciliación laboral

Cuando se produce el despido de un trabajador y este no está de acuerdo con las condiciones de su despido, podrá optar por iniciar un procedimiento administrativo antes de presentar una demanda ante el juzgado, para intentar llegar a un acuerdo con la empresa que le satisfaga. Esto se conoce como acto de conciliación laboral.


¿Qué es un acto de conciliación laboral?

El acto de conciliación laboral es un procedimiento administrativo que busca llegar a un acuerdo entre el trabajador y el empresario antes de ir a juicio, para lograr un pacto con el cual ambas partes estén de acuerdo con las condiciones de despido del trabajador.


¿Por qué razones se produce un acto de conciliación laboral?

Cuando se rescinde el contrato laboral entre el empleado y su empresa, puede ser que este no esté conforme con los motivos de su despido o con el importe ofrecido en el finiquito, entre otras causas.

Desacuerdo con el finiquito

El desacuerdo con el finiquito es uno de los casos más comunes por el cual un trabajador recurre al acto de conciliación como paso previo para negociar con su empresa. Puede ocurrir que este trabajador considere que su despido ha sido improcedente y que debe recibir una indemnización adecuada por su despido.

Una vez que el empleado recibe la carta de despido, tendrá que presentar la papeleta de conciliación en un plazo de 20 días hábiles; de lo contrario, no podrá reclamar nada a la empresa. Una vez que presenta la papeleta, este plazo se detiene, y en caso de que no surgiera un acuerdo en el acto de conciliación, el trabajador dispondría de un nuevo plazo para presentar una demanda. Este plazo se obtiene de restar a los 20 días hábiles que tenía anteriormente, los días que pasaron hasta que fue presentada la papeleta de conciliación.

Disconformidad con el salario

El acto de conciliación es un proceso que suele hacerse cuando se produce un despido y el trabajador no está de acuerdo, pero también puede recurrir a este procedimiento en caso de que no esté de acuerdo con su salario o con el reconocimiento de alguno de sus derechos en la empresa. Recurriendo a un acto de conciliación, el trabajador se asegura de que podrá reclamar legalmente el cumplimiento de las medidas aprobadas en dicha reunión, puesto que el acta que se expide tras el acto de conciliación es un documento aprobado judicialmente y tiene validez legal.

En esta situación, el plazo para presentar la papeleta de conciliación tendrá una duración de un año.

En el acto de conciliación se podrá llegar a un acuerdo con la empresa para poder obtener una subida salarial en un periodo concreto, un cambio de horario, u otras reclamaciones que desee hacer el trabajador.


¿En qué consiste un acto de conciliación laboral?

El trabajador que desee reclamar a la empresa para mejorar las condiciones de su despido deberá solicitar un acto de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), una entidad dependiente de la Consejería de Trabajo de cada Comunidad Autónoma.

En este organismo deberá presentar la papeleta de conciliación debidamente cumplimentada. Este documento deberá registrar los siguientes datos:

  • Información personal y empresarial: CIF de la empresa, DNI del trabajador, domicilio del empleado y domicilio fiscal de la empresa, número de teléfono del trabajador y el representante de la empresa que se encargará de asistir al acto de conciliación.
  • Detallar el tipo de relación laboral del empleado con la empresa, su categoría profesional, tipo de contrato, sueldo, fecha de inicio del contrato y convenio por el que se rige.
  • Exponer los hechos que le llevan a solicitar el acto de conciliación laboral.
  • Detallar si el trabajador desea acudir solo al acto de conciliación o acudirá junto a su abogado.

Una vez cumplimentados todos los datos necesarios se realizarán cuatro copias, una para el registro, otra para el SMAC, otra para el trabajador y una última copia para la empresa. La copia para la empresa y para el trabajador deberá incluir además el día y la hora de la citación para el acto de conciliación.

Tras la presentación de la solicitud, el SMAC citará al trabajador y al representante de la empresa para el acto de conciliación. A la cita acudirá también un abogado conciliador que se encargará de mediar en el proceso.

Durante el momento de la negociación, la empresa ofrecerá una nueva cifra para indemnizarlo por su despido, diferente a la ofrecida inicialmente al trabajador, u otras condiciones distintas sobre el despido o su contrato laboral. Si el empleado acepta los cambios se levantará un acta donde se reflejen las nuevas condiciones del despido, que deberán firmar ambas partes.

En el caso de que no lleguen a un acuerdo, se elaborará un documento lo refleje, y con él, el trabajador podrá recurrir a la presentación de una demanda ante el Juzgado de lo Social.

El proceso puede finalizar de cuatro formas distintas:

  • Desistimiento: Cuando el trabajador no se presenta a la cita o cuando solicita retirar la papeleta de conciliación laboral.
  • Sin efecto: Cuando la empresa no se presenta al acto de conciliación.
  • Acto de conciliación laboral con avenencia: Cuando se llega a un acuerdo entre ambas partes.
  • Acto de conciliación laboral sin avenencia: Cuando el trabajador y la empresa no llegan a un acuerdo.



Acto de conciliación laboral en Madrid

Si no está de acuerdo con su despido o cree que debe reclamar por sus derechos ante su empresa, puede recurrir por optar a este procedimiento para llegar a un acuerdo firme con su empresa.

Nuestros abogados laborales podrán asistir a un acto de conciliación laboral en Madrid para poder mediar entre ambas partes y obtener un acuerdo satisfactorio para ambos. En caso de no ser así, también podremos asesorarle y defenderle si desea presentar una demanda ante el juzgado.

Si necesita la ayuda de un abogado laboralista en Madrid no dude en contactar con nuestro despacho. Pregúntenos todas sus dudas y le asesoraremos adecuadamente.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE