Vía para la impugnación de un despido

La normativa laboral establece la obligación de que con carácter previo a la impugnación judicial de un despido, las partes pueden llegar a un acuerdo a través de un acto de conciliación o mediación.

El plazo para presentar la papeleta de solicitud de conciliación es de 20 días hábiles desde el momento en el que se produce el despido. Se trata de un plazo de caducidad, por lo que no cabe interrupción que lo inicie de nuevo. La solicitud de la conciliación se realiza en los servicios de mediación, arbitraje y conciliación que cumplan con tales competencias en el territorio.

Celebrado el acto de conciliación sin que se haya llegado a un acuerdo entre las partes, es posible reclamar en vía judicial. El procedimiento judicial comienza con la presentación de la demanda ante el Juez de la jurisdicción social.

Aunque no es necesaria la presencia de procurador y abogado para la presentación de la papeleta de conciliación ante los servicios de mediación ni para la interposición de la demanda ante los Tribunales, se recomienda contar con los servicios de estos profesionales que le asesoraran sobre cómo enfrentar estos procedimientos para obtener los resultados deseados así como para cumplir los plazos legales.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE