La indemnización por despido

Las recientes reformas legislativas en materia laboral a pesar de que han debilitado la posición de los trabajadores frente al despido no eliminan las incertidumbres que un procedimiento judicial por despido tiene para las empresas.

Actualmente la modalidad de despido más utilizado por las empresas es la del despido objetivo por causas económicas.

La empresa puede despedir a cualquier trabajador siguiendo un sencillo procedimiento que implica lo siguiente:

  1. Notificar la decisión de despedir por escrito alegando la causa económica, técnica, organizativa y de producción que hace necesario el despido.
  2. Preavisar con quince días de antelación a la fecha de efecto del despido o poner a disposición del trabajador el equivalente a quince días de salario.
  3. Poner con la carta de despido a disposición del trabajador una indemnización equivalente a 20 días de salario por año de antiguedad. Los defectos de forma pueden suponer que el despido se califique como improcedente y que el empresario tenga que pagar la indemnización máxima.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE