Reclamación de deudas laborales

La imposibilidad de cobrar determinadas deudas contraídas o creadas por terceros que atentan contra los intereses de los particulares o empresas afectadas, es un tema bastante común en la actualidad.

Uno de los supuestos más corrientes de reclamación es el de una cantidad laboral. Se trata de una situación bastante incómoda en la que un trabajador reclama su derecho al salario por el esfuerzo esgrimido en su trabajo diario y este no es abonado por su empresa, viéndose en la necesidad de iniciar mediante demanda judicial la reclamación contra la empresa para que pague en función del compromiso adquirido con su trabajador.

Hay ocasiones en las que el trabajador no quiere denunciar a su empresa por temor al despido, o a no cobrar incluso después de haber demandado y obtenido una resolución favorable.

Pero debemos saber que el despido a consecuencia de una demanda o reclamación previa, es un despido nulo por vulneración de los derechos fundamentales. En caso de producirse, daría lugar a una readmisión obligatoria en su empresa y en las mismas condiciones en la que se encontraba, debiendo abonar la empresa todos los salarios dejados de percibir además del deber de cotizar durante el tiempo que hubiese durado el despido.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE