¿Qué actuaciones deberá llevar a cabo un trabajador para reclamar contra un despido?

Todas las actuaciones que una persona debe realizar a la hora de impugnar un despido están reguladas en la ley reguladora de la reguladora de la jurisdicción social y se pasa a describir sucintamente.

En primer lugar, el plazo para que el trabajador pueda reclamar contra el despido es el de los veinte días hábiles siguientes a aquél en que se hubiera producido el mismo. Este plazo es de caducidad a todos los efectos no computando en el mismo los sábados, domingos y los festivos en la sede del órgano jurisdiccional.

Presentada la demanda y ratificada por el Juez, el demandado expondrá sus argumentos tanto en la fase de alegaciones, práctica de la prueba y en la de conclusiones en primer lugar. Asimismo, le corresponderá la carga de probar la veracidad de los hechos imputados en la carta de despido como justificativos del mismo. Estos motivos expresados en la comunicación escrita de despido serán los únicos que podrá usar el demandado para argumentar el mismo, no pudiendo incorporar nuevos datos durante el proceso. 

Transcurrido el procedimiento en el fallo de la sentencia, el juez deberá calificar el despido como procedente, improcedente o nulo lo que dará lugar a diversas consecuencias.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE