Movilidad funcional bilateral

La movilidad funcional se puede realizar de mutuo acuerdo entre empresario y trabajador, es decir, que rige para este aspecto el principio de autonomía de la voluntad.

En ciertos ámbitos no se puede dar otro tipo de movilidad funcional que no sea la bilateral ya que hay convenios colectivos que prohíben la unilateral por parte del empresario.

Existen ciertos límites a la movilidad funcional bilateral como son las previsiones normativas sobre ascensos y las reglas generales de los contratos, así que del mismo modo que se dan para la celebración del contrato inicial, se deben cumplir los requisitos de consentimiento y forma.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE