Modificaciones en la futura reforma fiscal sobre la indemnización por despido

El mes pasado el Gobierno anunció su intención de llevar a cabo ciertas modificaciones en el impuesto de la renta sobre las personas físicas y, en concreto, en lo que atañe al ámbito laboral, las referentes a la tributación de la indemnización por despido improcedente a partir de los dos mil euros por año trabajado que fue el mínimo exento establecido por el ejecutivo.

Esta propuesta causó gran revuelo en la opinión pública así como en los diferentes agentes sociales, sobre todo sindicatos y oposición, lo que ha llevado a que el gobierno rectifique y modifique el plan inicial. El cambio supone que el límite mínimo se establezca en 180.000 euros, de modo que solo las indemnizaciones que sean superiores a este importe tributarán por el exceso del mismo. Además, cabe resaltar que por considerarse esta indemnización por despido una renta irregular se aplicará una reducción del 30. 

Anteriormente al anuncio de la reforma fiscal, las indemnizaciones derivadas de un despido improcedente estaban exentas si no superaban los límites que legalmente se prevén para ellas (cuarenta y cinco días de salario por año trabajado y tras la reforma legal, desde febrero de 2012, treinta y tres días por año trabajado).

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE