La protección frente a los riesgos laborales

El legislador configura en el marco de la relación laboral un derecho del trabajador a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo lo que supone la existencia de un correlativo deber empresarial de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales. Igualmente constituye un deber de las Administraciones públicas respecto del personal a su servicio.

Es un deber de contenido complejo que se articula a través de una serie de obligaciones específicas que forman parte del derecho de los trabajadores aun protección eficaz en materia de seguridad y salud.

El cumplimiento de este deber general por parte del empresario supone que éste quede sujeto a una serie de principios:

  • Evitar los riesgos 
  • Evaluar los riesgos que no se puedan evitar 
  • Combatir los riesgos en su origen 
  • Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y métodos de trabajo y de producción, con el fin de reducir los efectos del mismo en la salud. 
  • Planificar la prevención, buscando el equilibrio entre la técnica, la organización del trabajo, las condiciones en las que se desarrolla, etc.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE