La estructura salarial

El salario que percibe una persona como consecuencia del trabajo que desempeña está compuesto por el denominado salario base y por los complementos salariales

El salario base es la parte del salario del trabajador fijado por unidad de tiempo u obra.

Por otro lado, los complementos salariales son de tres tipos: personales, por trabajo realizado o como consecuencia de la situación y los resultados de la empresa.

El complemento salarial basado en las condiciones personales del trabajador supone que se establezca una retribución por ciertas cualidades que concurren en la persona. Algunos de estos complementos que se retribuyen en la práctica son el plus de idiomas, la antigüedad, como consecuencia del trabajo completado etc. Serán complementos personales también los que la empresa incluya voluntariamente para mejorar el sueldo final del trabajador.

El complemento por trabajo realizado supone retribuir al trabajador por las características del trabajo o la forma en la que se realiza la actividad profesional, por ejemplo, por penosidad, toxicidad, suciedad, nocturnidad, etc.

Finalmente, el último de los complementos se basa en los resultados de la empresa y se refiere al reparto de beneficios entres los trabajadores. Este complemento puede tener carácter consolidable si de este modo se pacta.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE