Indemnización por despido

Las indemnizaciones que un trabajador tiene derecho a percibir en caso de despido pueden ser de varios tipos. La más cuantiosa tiene lugar cuando el despido es improcedente o el trabajador rescinde su contrato unilateralmente por una causa justa. Entonces, debe percibir 45 días de indemnización por año trabajado en caso de ser indefinido. Excepto si el contrato se acoge al Plan de Fomento de la Contratación Indefinida, que rebaja la indemnización a 33 días por año trabajado.

Las indemnizaciones son siempre superiores a las que existen por finalización del contrato de obra o servicio (8 días por año trabajado) o por dimisión del trabajador, mutuo acuerdo entre las partes o despido disciplinario (que no tienen indemnización).

En el caso de 45 días por año trabajado, lo máximo que se podrá cobrar serán 42 mensualidades, en las indemnizaciones de contratos indefinidos incentivados el límite se sitúa en las 24 mensualidades y cuando sea de 20 días por año de servicio, la indemnización no podrá superar las 12 mensualidades.

La forma de calcularlo es:

1. Multiplicar los días por año trabajado (45, 33 o 20) por el salario diario. (El salario diario se calcula dividiendo por 30 los diferentes conceptos que integran lo integran: base, antigüedad y plus de convenio).

2. A ello le sumamos el resultado de dividir el total de pagas extras entre los 365 días del año.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE