Excedencia y cotización

Las excedencias son suspensiones del contrato de trabajo, que aparecen reguladas en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, así como en el artículo 237 de la Ley de Seguridad Social. Quienes se encuentran en esta situación pueden tener algunas dudas como, por ejemplo, si están cotizando a la Seguridad Social y tendrán derecho a algún tipo de prestación. Vamos a verlo.

Excedencia cuidado hijos

Para acceder a una prestación de la Seguridad Social es necesario estar en situación de Alta o asimilada. Este último supuesto es precisamente el que se da durante la excedencia por cuidado de hijo y por cuidado de familiares. En estas excedencias, el trabajador no cotiza pero sí que se considerá su situación como asimilada al Alta, de forma que podrá acceder a prestaciones relacionadas con jubilación, incapacidad permanente, ayudas por muerte y supervivencia y la prestación por maternidad o paternidad.
Hay otros tipos de excedencia, como la voluntaria, en los cuales el nivel de protección es menor: en estos casos el trabajador no cotiza, ni tampoco se tiene en cuenta de cara a una prestación.
Finalmente, en las excedencias forzosas, la empresa en la cual se está en excedencia no tiene obligación de cotizar por el trabajador. Lo que sí es habitual es que esté dado de Alta y cotizando en su nuevo puesto de trabajo.

Abogado laboralista

Si un trabajador va a estar en situación de excedencia (tanto si es voluntaria como si es forzosa) recomendamos consultar primero con un abogado laboralista para que estudie la situación y le oriente adecuadamente. Como hemos visto, existen varios tipos de excedencias y cada uno tiene sus características, por lo que es aconsejable que un profesional analice nuestro caso concreto. Por ello le invitamos a contactar con nuestro Despacho de Madrid, ya sea por teléfono o internet, y le ayudaremos de forma personalizada.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE