DEBER DE BUENA FE EN LA RELACIÓN LABORAL

El deber de buena fe debe estar presente tanto en el trabajador como en el empresario aunque las normas hacen más hincapié en la confianza que debe tener el primero sobre el segundo.

Lo que implica este deber es seguir un modelo de conducta que se base en criterios de honradez, lealtad, honestidad, fidelidad y respeto por la relación laboral que surge entre las partes. Son manifestaciones de este principio, por ejemplo, la prohibición al trabajador del uso de documentos privativos de la empresa para amenazar al empresario, los pactos de no concurrencia o concurrencia desleal o los de plena dedicación.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE